NINGUNA AGRESIÓN SIN RESPUESTA. SOMOS MANADA, SOMOS RESISTENCIA.

COMUNICADO POR AGRESIÓN HOMÓFOBA Y TRÁNSFOBA EN GRANADA

Con la elaboración de este comunicado queremos denunciar las agresiones vividas en la madrugada del 30 de abril en las calles de Granada, por parte de un hombre cis contra un grupo de personas visiblemente bollero-marica-trans. Hecho que desembocó en una actuación policial represiva donde se cuestiona nuestra respuesta y que termina con una denuncia hacia nosotras por parte de los agentes.
Hay que destacar que el agresor ya había mostrado actitudes violentas, homófobas y transfobas en varias ocasiones contra algunxs de nosotrxs, intimidándonos y amenazándonos en la puerta de nuestra casa, situada en Correo Viejo con calle Elvira; lugar donde se reúnen habitualmente.

El sábado de madrugada, andando por calle Elvira, este individuo busca la confrontación con una de nosotrxs. Respondemos de manera grupal indicándole que siga su camino para así evitar un conflicto mayor. Esta persona se niega a irse, ignorando nuestros avisos y mostrando una actitud claramente agresiva, buscando un enfrentamiento o sumisión por nuestra parte. La situación de violencia continúa creciendo, y tras varios empujones y amenazas de muerte, lanza un puñetazo en la cara a una de nosotrxs, lo que determina nuestro cambio de estrategia. La contención no resultaba efectiva por lo que comenzamos a defendernos físicamente. El agresor hace uso de su cinturón a modo de látigo, pegándonos con la hebilla metálica en actitud de burla y provocándonos numerosas lesiones en cara, cabeza, brazos y piernas. En el trascurso de los golpes, una de nosotrxs cae. Conseguimos agarrarlo para tratar de reducirlo y así bloquearlo en el suelo, encontrando mucha dificultad, ya que el tipo era muy corpulento y se mantiene impasible ante nuestros intentos.

En este momento, comienza una lucha cuerpo a cuerpo entre nosotrxs y el agresor, donde de nuevo recibimos puñetazos ahora con el cinturón enrollado en su mano.
Esta situación se desarrolla en mitad de Gran Vía, impidiendo el paso de los vehículos. Minutos después, irrumpen en la escena tres coches de policía nacional y un furgón, con un despliegue de 13 agentes. A partir de este punto, pasamos a ser consideradas por la policía, como “actuantes de una pelea”. La actuación policial pone foco en nosotrxs, reprimiéndonos con sus porras, llegando a romper una muela a unx compañerx y aislando a dos de las nuestrxs del resto mediante varias barreras policiales. De esta forma dejan al agresor sin custodia mientras sigue propinándonos amenazas de muerte e insultos.

Finalmente, deciden llevarse a comisaría a una compañera por no llevar identificación, lo que acaba en dos denuncias contra nosotrxs por parte de la policía donde citan textualmente: “ Que tras mediar las actuantes en una pelea, la filiada comienza a resistirse activamente, empujando a los mismos, encarándose con ellos haciendo ademan de golpearlos y negándose a identificarse”.

El agresor queda en libertad sin cargos, saliendo antes que nosotrxs de comisaría, aún con tiempo de continuar con amenazas de muerte y gestos intimidatorios.

Ante el desconocimiento de la resolución legal, se organizarán una serie de actividades con el fin de crear una caja de resistencia y así asumir las posibles sanciones económicas que nos sean impuestas.

A través de este comunicado pedimos el apoyo de todos los colectivos con el fin de visibilizar la situación y denunciar públicamente la homofobia y la represión policial a la que nos enfrentamos en las calles granadinas.

Creemos en una respuesta activa ante las agresiones, pero muchas veces al ir solxs o ser pocxs, nos faltan fuerzas. Esta vez, decidimos actuar en manada y no permitir que este tipo de situaciones queden impunes. Repudiamos el discurso de la no-violencia, cuando contra nosotrxs se ejerce cada día, y se nos llama a encajar los golpes bien calladitxs. En un sistema jerárquico, solo a ciertos cuerpos se les reserva la legitimidad de ejercerla, a los machirulos y al estado. La no-violencia es en sí misma patriarcal y pro-estado, ya que este discurso va dirigido siempre hacia los cuerpos no-privilegiados, para mantenernos sumisxs. Se nos dice que ante un ataque la única vía posible es acudir a las fuerzas policiales, pero una vez más se demuestra que están al servicio del heteropatriarcado y ejercen su poder contra nosotrxs.
Nos posicionamos sin miedo ante los machistas de diferentes caras y vamos a seguir respondiendo. Animamos al resto de compañerxs a visibilizar cualquier agresión y ofrecemos apoyo y una respuesta activa desde la autogestión de nuestra defensa y protección.

¡NUNCA MÁS CALLADXS, SIN MIEDO, NI VICTIMAS NI PASIVXS. LLAMAMOS A LA AUTODEFENSA COMBATIVA. NINGUNA AGRESIÓN SIN RESPUESTA. SOMOS MANADA, SOMOS RESISTENCIA!

 

Anuncios

Si nos tocan a une nos tocan a todes

Javier Guarascio, no sabemos si lo conocen, es aquel tipo que se hizo famoso por tener un blog de recetas veganas llamado “Dimensión vegana”; está aumentando su fama, algo que le encanta, gracias a sus insultos fascistas, machistas, capacitistas, clasistas… por facebook. Este personaje, que es un desagradable en toda regla, se presentó a comer un día en la Oveja Negra Taberna Vegana de Madrid, de donde se le echó por razones que conocían tanto las que le echaban como él, aunque intentó hacerse el “yo no sé por qué”, un clásico. Entonces empezó una campaña de insultos y de acoso hacía la Oveja Negra, apoyado por todos sus súbditos (sí amiguis, la gente le tiene en un pedestal porque sabe cocinar y tiene un blog). La Oveja Negra vio necesario sacar un comunicado (lo enlazamos) donde se explica todo además de adjuntar pantallazos con todos los insultos de este tipo. Y él tendrá admiradores (que consideran que Javier puede hacer lo que quiera porque hace mucho por la liberación animal, y con esto se refieren a que tiene un blog de recetas!!!), pero nosotres tenemos redes de apoyo y difusión que son mucho más fuertes que el sentimiento que puede tener un fan a su ídolo. Entonces perdió su máscara. Iba a hacer un taller de cocina en la Feria Vegana de Valencia y hubo colectivos que se negaron a montar si iba él. Bien, pues alcanzó un nuevo nivel de asquerosidad y a todas las facetas que estaba mostrando añadió un odio extremo hacia el anarquismo. Además, el tío tira de manual, no sabe ni renovar; cuando le contesta una tipa él responde “chúpamela”; dice que no es machista porque su madre y amigas son mujeres, pero las feministas que no le adoren son “feminazis”; los anarquistas son unos vagos y perro flautas piojosos; los activistas solo saben pegar carteles por las calles… qué tío más aburrido por favor!!!

La cosa es que él pensaba que los insultos discriminatorios que usa era una buena forma de defenderse, y como vio que no, ahora está en otro clásico, él es la víctima, porque él no quería decir estas cosas, se vio obligado; pobrecito!!! qué pena nos da!!! estamos a puntito de llorar!

Reconocemos que se merece un premio, él tipo diciéndose feminista, vegano… ha conseguido en un mes escribir y usar todos los insultos, estereotipos y respuestas clásicos que niegan que sea como dice ser. Aplausos!!

Bueno, para acabar, desde Jauría queremos mostrar nuestro apoyo y cariño a las compañeras de la Oveja Negra, y a todes les que han recibido el vómito de palabras de este asqueroso o se hayan sentido dañades por él (y en esto, incluimos a su ex). Vamos a difundir a muerte!!

Comunicado:

Las personas que formamos parte del proyecto de la Oveja Negra nos vemos en la necesidad de aclarar ciertos sucesos que han ocurrido estos últimos días en redes sociales y en el propio establecimiento con Javier Guarascio de Dimensión Vegana.

El pasado sábado 22 de abril Javier vino al bar acompañado de una amiga suya, lo cual es una cosa que nos conflictúa desde hace tiempo, pero esta persona ha venido solamente 3 veces en los últimos años porque ya no vive en Madrid. Esta vez, una de las compañeras allí presentes consultó con la asamblea la posibilidad de transmitir el malestar que sentimos de una vez por todas. Cuando todas le dijimos que estábamos de acuerdo, ella procedió a comunicárselo diciéndole exactamente lo siguiente: “No estamos cómodas con que vengas al bar”. A lo que él respondió que él tampoco se sentía cómodo.

Después de salir de allí comenzó a publicar una serie de posts en su facebook personal y en el nuestro donde nos atacaba al estilo machirulo de libro.

Nuestros motivos para no querer que esta persona frecuente nuestro espacio son múltiples y uno a la vez: es un machirulo.

Javier ha alegado en los últimos días en las redes que le comunicamos esto debido a que somos amigas de su ex. Efectivamente, somos amigas de su ex, quien además colabora con el proyecto. Tenemos constancia de las cosas que ocurrieron, por lo cual creemos que su versión no se ajusta a la realidad. También sabemos que en la anécdota que describe la policía tuvo que ir a por él, no a salvarle. Y nos gustaría decir que es legítimo reaccionar a la violencia con violencia, pero esto es algo que en lo que a nosotras no nos corresponde ahondar. Incluso al margen de lo que pasó, consideramos que acudir a nuestro bar, que es un espacio de seguridad para nuestro amigo y compañero de proyecto, ya es algo que él mismo debería evitar hacer sin ponernos en la posición de tener que decírselo.

Aparte de esto, hace unos tres años, descubrimos que uno de los miembros del proyecto de la Oveja Negra en ese momento tenía publicado un comunicado por agresión machista en otra parte del estado, y poco después esta persona dejó de formar parte del proyecto. Después de esto y en relación a este tema nos llegó que Javier Guarascio hizo declaraciones llamándonos feminazis. Esta no era la primera ni la última vez que Javier abría la boca para decir lindezas. Ejemplo de ello es un video en el que manda a unas chicas a hacer un curso de corte y confección.

Y, por supuesto, está el hecho de que desde el minuto uno de esta disputa que ha creado él solo no ha hecho más que hacer declaraciones cada vez más agresivas y machistas que parecen sacadas de una definición de machirulo. A pesar de que sus declaraciones hablan por sí solas vamos a responderlas.

Primero y principal, Javier Guarascio, nuestro bar es nuestro espacio. Es el espacio que nos trabajamos y en el que trabajamos; y, por supuesto, está reservado el derecho de admisión. No tenemos que justificar en absoluto que no queramos que alguien acuda a él. De todo el abanico de opciones que podrías haber elegido para afrontar la situación has elegido la peor. Podrías haberlo dejado estar, podrías habernos escrito por privado para comentar tus inquietudes, podrías haberte ido a casa a pensar, podrías habértelo tomado como algo que no era una afronta a tu desmesurado ego. Pero no, tu decidiste que defender tu ego y tu honor era la opción más adecuada. En estas estamos entonces. Hemos de señalarte, pues, que esa es la opción del machirulo, sujeto político que no acepta que su presencia no sea bienvenida en un espacio. Nos podemos imaginar que tu respuesta a esto sería que tú tampoco tienes interés en volver, como ya has dicho. Pues verás, eso no es exactamente aceptar las cosas.

Por otra parte, en una de tus primeras declaraciones dices que te echamos por machista y misógino porque nos denominamos “feministas” pero lo único que buscamos es escrachar cualquier cosa y que, por supuesto, es malo tener pito y tú lo único que has hecho es nacer con pito. Si tus declaraciones en algún momento hubiesen mostrado un mínimo de conciencia feminista podríamos pensar que nos acusas de transmisoginia. A pesar de que no creemos que tus deliveraciones mentales lleguen a esa conclusión, te vamos a responder que no, no es malo tener pito. Hay mujeres con pito y machos con vagina. Tú casualmente eres un macho con pito que, desde luego, nacer con pito no es “lo único que ha hecho”. Nacer es probablemente lo único que no es tu responsabilidad; tu genotipo tampoco. Lo que sí es tu responsabilidad es lo que haces y dices. Decir que no se es machista o no se ha sido machista es una falta absoluta de conciencia feminista de cualquier ser humano que habite este mundo globalizado y colonizado por la cultura occidental.

Seguidamente, decir que no eres machista ni misógino porque piensas que las mujeres son “lo más” y porque te han criado mujeres es otro clásico del machirulo. No, Javier, ninguna de esas cosas te salva de ser un machirulo. El argumento del tipo “mi madre es una mujer” va más allá de lo manido para llegar a los más altos niveles de estupidez. Si eso fuera así, no habría patriarcado. Igual eso significa que tu postura es esta y que, como has dicho, somos unas locas desquiciadas que se tienen que internar, mamarrachas en busca de llamar la atención y feminazis, término acuñado por el ser despreciable que habita un cuerpo llamado Pérez Reverte. Es curioso que digas que queremos llamar la atención cuando nuestra única intervención hasta ahora ha sido decirte que no estamos cómodas con tu presencia en el espacio que habitamos cada día. Como si eso fuera algo escandaloso. Y, por cierto, tener muchas amigas mujeres no te otorga un sentir del ser mujer ni te hace un experto en nada. Tus amigas pueden ser mujeres y tener posicionamientos cuestionables, como demostraron dos de tus amigas de las que hablaremos más adelante. Nuevamente, si habitar el género mujer te salvara del machismo no habría patriarcado.

Otra de tus declaraciones fue “que se prendan fuego y mueran todas ahí adentro, no sirven para nada, para molestar y hacer quedar mal a los veganos”. Aparte de que suenas a inquisidor quemando brujas te comunicamos que no estamos aquí para hacer quedar ni bien ni mal a nadie. Los actos de los veganos son su responsabilidad. Pero nuestro posicionamiento con respecto a tu persona sí que está vinculado con nuestro antiespecismo, que es un posicionamiento en contra de toda opresión. Nos lo tomaremos como una amenaza.

Acerca de tu declaración de que si fueras hetero te hubiéramos linchado te responderemos que nos da exactamente lo mismo que seas hetero o no, no nos gustan los machirulos vengan en el envase que vengan y hagan lo que hagan con su vida sexo afectiva.

También dices en un momento que mandaste a unas chicas a hacer un curso de corte y confección como podrías haberlas mandado a hacer un curso de informática y que es un micromachismo que todos tenemos que curar. Primero, casualmente dijiste lo que dijiste y no otra cosa. Segundo, los micromachismos no existen. Es machismo. Discúlpanos por no tener interés en minimizarlo.

Todos nuestros respetos a la gente que hace cursos de corte y confección.

A propósito de decir que tu ex tiene papeles porque no lo denunciaste, acusas a una persona a la que tú maltrataste de maltratarte a ti. Y discúlpanos por no ponerte una medallita por no soltar a las fuerzas represoras del estado contra una persona inmigrante.

Por otro lado, declaras también que las recetas de la Oveja Negra son tuyas porque las hace tu ex, quien antes de conocerte a ti no sabía ni hacer un “pan con mermelada”. Otra hermosa manifestación de tu ego. Primero, Dimensión Vegana fue un proyecto colectivo aunque tú dieses la cara porque te encanta la cámara. Decir lo contrario es invisibilizar el trabajo del resto, lo cual te retrata nuevamente como machirulo. Hay dos platos de nuestro proyecto que son manufacturados por una persona que formaba parte de Dimensión Vegana y puso su trabajo en ello tanto como tú hasta determinada fecha.

Tus acusaciones parecen apuntar a la idea de que generalizamos, de que las feminazis generalizamos. Como ves, son todo proyecciones. Nosotras somos metódicas.
Todo lo que has hecho tú ha sido el retrato de un machirulo.

Con respecto a tus dos amigas que afilaron lanzas para defender al macho hay unas cuantas cosas que decir también. En primer lugar, Pilar Rubi, ninguna camarera te maltrató, solamente se dijo lo que más arriba se expone. Creemos que las palabras han de ser usadas con cautela y “maltrato” no es la palabra adecuada para describir la situación. Por otra parte, sí, sí conocemos el trabajo que hace Javier “veganizando”. Efectivamente nos da igual. Y no somos una religión. Decir que Javier es más “pro de las mujeres” que alguien y que mujeres como la que te estaba interpelando nos hacen quedar mal a todas es un argumento machista por excelencia, es que nos da pereza hasta explicártelo. Tu feminismo tibio de la no respuesta no nos interesa. Todas y cada una de tus argumentaciones se tambalean y no son más que la defensa del macho a toda costa. Nos acusas de que no queremos que se presente en nuestro espacio porque somos amigas de su ex. Para nosotras esto es razón suficiente dadas las circunstancias. Pero no, no se trata de amiguismo. De la criba del maltratador no se salva nadie. No nos asusta perder amigues, les amigues no se eligen de una vez y para siempre; es un proceso de elección continuado en el tiempo. También acusas a una persona que discute contigo de tomarse literalmente la frase en la que Javier expresa su deseo de que se queme el bar con nosotras dentro. Efectivamente, no le quitamos importancia a las palabras.

Si el caso es que las cosas que te motivan son las que tienen un aire de cruzada o revelación espiritual, todos nuestros deseos de que algún día sigas la luz del feminismo.

Florencia Natalia, resulta gracioso que exhibas tu curriculum de “feminista, vegana y activista” (financiada por Monsanto) en un comentario como argumento de que no serías “amiga de un macho”. Como si fueran esas palabras las que hablan de ti y no tus actos. No nos sorprende tu defensa del macho. No es la primera vez ni será la última. Aunque ahora estés aquí y antes estuvieras allá conocemos tus macanas. Querida Florencia Natalia, la defensa a ultranza de un hombre cis es algo que habría que analizar muy bien antes de hacer, pero es que tú no solo acostumbras defender machos, defiendes a machos violadores y pederastas activamente o por omisión, sean un cualquiera o sean Gustavo Cordera. Y nuevamente rompemos una lanza por la humildad y por la duda metódica: nadie está libre de la posibilidad de ser amiga de un macho. Tampoco eres bienvenida.

Finalmente, queremos recordar que lo que enciende la mecha de esta situación es el hecho de negarse a aceptar que hay un colectivo que ha decidido que no quiere que frecuentes su espacio y todo lo que ello implica.

Recordad, vuestra forma de vida nos hace más fuertes. Salud y feminismo!

http://www.elperiodico.com/…/gustavo-cordera-machismo-mujer…

https://vimeo.com/214759594

 

Para verlo en Facebook: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=752979614878400&id=160248067484894

Encuentro Transfeminista Antiespecista (Madrid)

El 24 de Marzo en CSrOA La Quimera, estaremos en el Encuentro Transfeminista Antiespecista:

17.00 Kafeta + Distri Jauría
19.00 Charla Veganismo como cuestión política (Liberación Animal y Santuarios)
20.00 Presentación del Archivo Antiespecista
A partir de las 21 cenador + concierto The Dawlins + pinchada
Toda la comida será vegana.
En CSrOA La Quimera.

 

16938841_10210841943017363_2697446305527710139_n