Archivo | junio 2016

Manifiesto del Orgullo Crítico de Jauría

La idea de hacer un bloque antiespecista en el contexto del orgullo crítico parte de la necesidad de visibilizarnos como bolleras y trans disidentes de la heteronorma en un movimiento históricamente impulsado por nosotres pero en el que frecuentemente nuestra labor ha sido invisibilizada por los tíos cis heteros.

Somos antiespecistas y transfeministas, entendemos ambas luchas como luchas conjuntas, que van de la mano, porque ambas combaten sistemas de poder. Aunque dentro de estos, en uno somos las opresoras y en otro las oprimidas, nosotres creemos que es hora de dejar los dos papeles.

Nuestros cuerpos y los de los demás animales han sido construidos como cuerpos inferiorizados, estigmatizados, subordinados desde una misma mirada que nos separa y nos daña, la mirada humana, cismasculina y heterosexual. Por eso solo consideran que somos necesarias en el mundo a través de nuestra opresión: los demás animales  son considerados recursos, propiedades o mercancías para el beneficio humano, al igual que nuestros deseos y cuerpos son instrumentalizados para reforzar la heterosexualidad.

Igual que nuestros deseos disidentes se han querido mantener invisibles y silenciados, hoy se quieren silenciar las luchas que las no humanas llevan a cabo desde sus centros de explotación, donde se rebelan, atacan y pelean incansablemente por su libertad.

Hoy, todes nosotres estamos aquí desde un rechazo a la apropiación capitalista del Orgullo oficial, que oculta la visión política de la disidencia sexual y de género y nos convierte en mercancía. De forma similar, el capitalismo adopta el veganismo como una dieta más, como una opción personal como otra cualquiera, invisibilizando la opresión de los demás animales y la posición antiespecista del veganismo. ¡No queremos capitalismo, ni rosa ni verde!

Antes de terminar queremos señalar que tan necesaria es la destrucción del sistema binario de género como la que construye a los animales a través de la existencia humana, porque el binarismo solo distingue hombres-mujeres,  animales-humanos, hetero-no hetero… Sabemos que la realidad es múltiple y los cuerpos, afectos y deseos, diversos y dinámicos. Nos negamos a aceptar esa visión binaria del mundo que nos separa y limita.

Porque todes somos animales ¡O libres todes, o libres todes! No aceptamos ninguna otra opción.

Esta entrada fue publicada en 24 junio, 2016.